Cloud computing

Introducción a OpenStack y cloud computing

Como lo mencionamos anteriormente, la computación en la nube ofrece varias ventajas. Una de ellas es que permite al usuario desplegar servidores y otros componentes necesarios de infraestructura por sí mismo. Esto es, sin necesidad de recurrir a un administrador del sistema. Otra ventaja es la posibilidad de agregar recursos a dichos servidores muy fácilmente, como veremos más adelante. Por eso, en este post compartiremos una introducción a OpenStack. Esta solución IaaS de cloud computing nos permitirá realizar esas tareas y más.

Introducción a OpenStack
Introducción a OpenStack

Introducción a OpenStack: los orígenes

Desde sus orígenes en 2010 como un esfuerzo conjunto entre Rackspace y la NASA, OpenStack ha sido eventualmente incluído en distribuciones populares como Debian, Ubuntu, y Red Hat Enterprise Linux. Actualmente, el desarrollo y distribución de OpenStack está dirigido por la fundación que lleva el mismo nombre.

Uno de los propósitos principales de la fundación OpenStack es reunir a las empresas tecnológicas y a desarrolladores. Ambos grupos contribuyen en la producción de software para la nube.

OpenStack provee una interfaz web que permite a un usuario autenticado crear máquinas virtuales y provisionarlas. Esto incluye el agregar almacenamiento, crear redes, y agregar las máquinas virtuales a las mismas, entre otras cosas. Lo mismo aplica sea que se trate de una nube pública, híbrida, o de una privada. La distinción entre los tipos de nubes reside en el uso que se le vaya a dar y a la forma en que se conceda el acceso a las mismas.

Los proyectos dentro de OpenStack

OpenStack engloba varios proyectos individuales reunidos bajo distintas categorías, donde cada una de las mismas representa parte de la funcionalidad de las nubes basadas en OpenStack.

Para cada proyecto, se indican el nivel de adopción, madurez, y la cantidad de años en que ha estado bajo desarrollo. Los dos primeros indicadores se refieren a cuántas instancias de producción se encuentra instalado el proyecto, y la estabilidad del mismo respectivamente. Este último, en particular, también indica si existe una guía de instalación disponible.

En el próximo post hablaremos sobre algunas de ellas. Además, comenzaremos nuestro recorrido hacia la implementación de nuestra propia nube privada.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *