Nuevos sysadmins: consejos útiles para empezar

En algún momento, todos fuimos nuevos sysadmins y nos sentimos un tanto inexpertos. Luego de haber aprendido decenas de comandos útiles y de haber escrito algún que otro script, nos encontramos frente a un problema de producción de un cliente real. Después de repasar el problema, nos damos cuenta de que no tenemos muy en claro cómo encararlo. ¿Qué debe hacer un sysadmin en ese caso? En este post nos proponemos dar una respuesta general a esa pregunta. ¡Comencemos!

Nuevos sysadmins y el miedo a admitir que no se sabe algo

La experiencia de muchos colegas indica que no es ningún pecado admitir cuando no se sabe algo. Sin lugar a dudas, es preferible reconocer nuestra ignorancia en alguna área antes que provocar un desastre mayor al abordar un problema delicado. Incluso los clientes prefieren tratar con un sysadmin sincero que consulta la documentación y a algún colega más experimentado antes que con uno porfiado.

Nuevos sysadmins
Nuevos sysadmins

La solución tampoco reside en quedarse de brazos cruzados y esperar que un colega resuelva un issue por nosotros. Lo mejor en esta situación es trabajar lado a lado con nuestro colega (o un superior) y tratar de aprender. De hecho, es importante llegar a ver a las issues que nos llegan como oportunidades de aprendizaje.

¿Hay algo que podemos hacer para aumentar nuestro grado de preparación? Por supuesto:

  1. Nunca dejar de aprender. Recursos como man pages, info, e incluso la opción help son herramientas que debemos consultar a menudo.
  2. Utilizar los foros de nuestra distribución. Es probable que el problema que estemos teniendo ya haya sido identificado y resuelto. Además de los foros de Debian, CentOS, y Ubuntu, hay otros muy útiles tales como Linux Questions y Unix.com. Este último incluye la posibilidad de hacer consultas referidas a otros sabores de Unix (no solamente Linux).

¿Se les ocurre algún otro consejo que podamos agregar para nuevos sysadmins? Siéntanse con la total libertad de compartirlo en los comentarios.

¡Hasta la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.