Más software en Linux: decidirse a migrar

En esta oportunidad continuaremos el ejemplo que comenzamos en nuestro post anterior. Nuestra idea es mostrar que el migrar desde otro sistema operativo que hayamos usado toda la vida a Linux no tiene por qué se una experiencia traumática. Más software en Linux significa que las elecciones no están restringidas a UN programa que OTRA PERSONA haya decidido que NOSOTROS tenemos que usar.

Más software en Linux: navegador web

En este rubro también existen varios programas robustos en Linux, e incluso algunos que son utilizados en otros sistemas operativos:

  • Google Chrome no necesita introducción. Sin embargo, su contraparte de software libre Chromium (la base de Chrome) quizás sí. Puede ser descargado desde el sitio de The Chromium Projects.
  • Firefox (o su fork para Debian, Iceweasel) viene instalado por defecto en todas las distribuciones Linux modernas (al menos según mi experiencia, ese es el caso para Linux Mint, Fedora, CentOS, y Slackware).

Pasemos ahora al cliente de correo electŕonico.

El cliente de correo electrónico

Ya sea que descarguemos nuestros correos electrónicos a nuestra computadora o accedamos a los mismos almacenados en un servidor web online, necesitaremos un cliente de correo electrónico. En este aspecto (como es de esperarse) también disponemos de un amplio abanico de posibilidades:

  • Evolution hace lo que se espera: permite leer y componer correos electrónicos, y administrar listas de contactos. Es el gestor de correo por defecto del entorno gráfico GNOME.
  • La disponibilidad de muchísimos addons (extensiones) permiten convertir a Thunderbird en mucho más que un gestor de correo. Con funciones tales como la integración con aplicaciones de mensajería instantánea (solamente a modo de ejemplo) y muchas más, Thunderbird puede considerarse como la navaja del ejército suizo de los clientes de correo.
Más software en Linux: clientes de correo electrónico
Figura 1 – Más software en Linux: clientes de correo electrónico

Y para el último dejamos una sorpresa…

Antivirus

¡No vas a necesitar! 🙂

Espero que este post y el anterior les hayan resultado útiles para despejar la inquietud de la «supuesta falta de software» en Linux – la cual según vimos, no es tal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *