Qué es una distribución Linux y cómo elegir una

En este post hablaremos sobre una dificultad con la que se suele encontrar alguien que desea probar Linux por primera vez. Nos referimos a la distribución (o distro) del sistema operativo. La gran variedad de elecciones en este aspecto tiene un lado negativo y uno positivo. En primer lugar, es difícil elegir nuestra primera distribución sin algo de guía. Por otro lado, hay una distro casi para cualquier necesidad o uso que vayamos a darle a nuestra computadora. Veamos entonces qué es una distribución Linux y algunos consejos a la hora de elegir una.

Qué es una distribución Linux y cómo elegir una
Qué es una distribución Linux y cómo elegir una

Qué es una distribución Linux (y qué no es)

Una distribución GNU/Linux es una variante del SO que incorpora determinados paquetes de software para satisfacer las necesidades de un grupo específico de usuarios. Esto da origen a ediciones más adecuadas para su uso hogareño, empresarial, o en servidores. Pueden ser exclusivamente de software libre o también incorporar aplicaciones o controladores privativos. Cada distribución tiene distintas versiones, que cuentan con soporte oficial por un período determinado de tiempo. Por ejemplo, las versiones LTS (Long-Term Support) de Ubuntu tienen la garantía de recibir actualizaciones (lo que incluye mejoras de seguridad, entre otras cosas) por un término de 5 años desde la fecha de lanzamiento de la misma.

Existen distribuciones de GNU/Linux que están basadas en otras distribuciones. Esto se logra cuando se modifica una distribución determinada a fin de crear otra nueva, mejorada en algún aspecto (instaladores gráficos, temas de
escritorio rediseñados, software actualizado, etc). La distribución resultante recibe la denominación de distribución modificada. De este modo, Ubuntu (una de las distribuciones más populares en la actualidad) nació a partir de Debian. Posteriormente, de Ubuntu derivaron más distribuciones modificadas por grupos de terceros, como por ejemplo Linux Mint.

Elegir una distribución

No existe una distribución mejor que la otra en términos generales. Todas pueden contar con minúsculos detalles que otra podría no tener. La mejor distribución es la que más se adapte a nuestras necesidades y gustos personales. Lo único que hay que tener en cuenta es que existen distribuciones que se integran más fácilmente con nuevos usuarios.

En general, podemos decir que Debian y CentOS gozan de gran popularidad en lo que a servidores se refiere, mientras que Ubuntu, Linux Mint, Arch Linux, y Fedora suelen ser las opciones preferidas para el escritorio. En particular, las primeras dos son adecuadas y generalmente recomendadas para nuevos usuarios.

¡Aprovechá la oportunidad de suscribirte al blog para recibir en tu correo el post nuestro de cada día, novedades, y promociones exclusivas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.