Aprendiendo a usar el editor de texto vi en Linux

En este post comenzaremos a aprender a utilizar vi, uno de los editores de texto más usados en Linux. Una de las muchas bondades de este sistema operativo es la posibilidad de contar con un sinfín de herramientas posibles para llevar a cabo la misma tarea. Los editores de texto de la línea de comandos no son la excepción, y sin quererlo, suelen despertar pasiones entre los usuarios que tratan de determinar o convencer a otros sobre cuál es el mejor.

Personalmente, desde que me acostumbré a usar vi (o vim, su versión mejorada) se convirtió en mi favorito por su gran versatilidad y opciones disponibles. El único inconveniente es que suele resultar un tanto difícil para usuarios nuevos de Linux o aquellos acostumbrados a usar otro editor. La intención de este post y del que le sigue es mostrar en realidad cuán fácil es usar vi una vez que aprendemos un par de técnicas básicas. Veamos de qué se trata.

Cómo iniciar vi y comenzar a editar un archivo

La manera más simple de iniciar vi es la siguiente:

[pastacode lang=»bash» manual=»vi%20miarchivo.txt» message=»» highlight=»» provider=»manual»/]

Si miarchivo.txt existe en el directorio actual, el mismo se abrirá y veremos sus contenidos. De otra manera, vi se iniciará con una pantalla vacía. De una u otra forma necesitaremos presionar la tecla i en nuestro teclado para pasar a modo de inserción (el cual se caracteriza por la palabra INSERT o INSERTAR en el extremo inferior derecho, como se puede apreciar en la Fig. 1).

Iniciar vi y pasar a modo de inserción para editar texto
Figura 1: Iniciar vi y pasar a modo de inserción para editar texto

Mientras estemos en modo inserción, podemos escribir texto normalmente y deplazarnos hacia arriba, abajo, o hacia los costados utilizando las flechas del teclado. También podemos borrar caracteres a la izquierda del cursos utilizando la tecla Retroceso o Backspace.

Cómo guardar el archivo o salir sin guardar cambios

Luego de haber escrito nuestro primer archivo o de haber editado uno existente, es hora de guardar el archivo o quizás de salir sin guardar cambios. Estas operaciones se realizan saliendo del modo inserción y pasando al modo comando de vi presionando la tecla Esc.

Luego de presionar Esc, podemos:

Guardar el archivo utilizando cualquiera de los siguientes combinaciones:

  • :wq!
  • :x!
  • ZZ

Salir sin guardar cambios:

  • :q!

En ambos casos, se deben presionar las teclas indicadas en el orden especificado. Por ejemplo, para guardar el archivo debemos presionar :, luego wq, seguido por el signo de exclamación. Una opción más simple, por si estamos trabajando en un teclado configurado en otro idioma, es simplemente presionar ZZ (z mayúscula doble), siempre desde el modo comando. Para volver al modo de edición, deberemos presionar la tecla i nuevamente.

En el próximo post mostraremos otras herramientas disponibles en el modo comando que le brindan a vi su inmensa versatilidad. ¡Hasta entonces!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.