Posts del SysAdmin

¿Qué hizo el software libre por mi?

¡Hola!

Me llamo Eduardo y quería contarte un poco de lo que me ha llevado a involucrarme – por razones de fuerza mayor – en la utilización de software libre.

También me gustaría darte algunos consejos o «hacelo vos mismo» en base a los desafíos o necesidades que he tenido que enfrentar – y enfrento – a diario.

Te preguntaras «¿que onda? ¿me quiere vender algo?» si y no… En primer lugar, ¡por razones obvias! estoy escribiendo en la web de un instituto de capacitación a distancia y te voy a hablar de las bondades de esta metodología de capacitación y lo que he logrado con ella. En segundo… no soy vendedor, solo soy una persona que se acercó por accidente CLA y, desde 2012, de una u otra manera ha seguido en contacto.

Pero no nos vamos a ir por las ramas! (no me lo crean al pie de la letra… suelo dispersarme).

Te la cuento muy muy resumida: en 2012 me encuentro solo frente a un servidor de correo Qmail (q.e.p.d. otro día te cuento que paso con el) que corría obviamente sobre GNU/Linux. Yo usuario desde la hora 00:00 de Microsoft Windows Server en todas sus versiones desde NT 4 a la actual no sabía para que lado disparar!. La persona responsable de su administración mantenimiento se había desvinculado de la empresa en la que trabajo y era evidente que decantaría sobre mi la responsabilidad.

Consigo una pc e instalo Slackware, una de las distribuciones mas antiguas y que había oído nombrar a un ex compañero de trabajo en otra empresa.

En esta maquina metía mano, hacia y deshacía sin riesgo alguno, pero no era suficiente… EL SERVIDOR DE CORREO AHÍ ESTABA SOLO Y ABANDONADO!. No hacia mas que pensar «si esto falla, ¿de qué me disfrazo?»

¡Con este escenario me pongo a buscar donde capacitarme para aprender a administrar el servidor!

Si bien contaba con un entorno de administración muy amigable por tratarse de una especie de «combo» llamado Qmailtoaster, estaba desactualizado, sin antivirus, sin control spam, abandonado a la buena del bit…

En mi búsqueda doy con un instituto de capacitación convencional muy renombrado y me inicio en el aprendizaje del mundo GNU/Linux. Allí nos enseñaban utilizando Centos. Ahí empece a aprender de a poco sobre los filesystems, el swap, kernel, etc…

Todo iba muy bien, el programa de capacitación que había contratado consistía – si mal no recuerdo – de cuatro módulos.

Todo bello, salía de mi trabajo, conducía hasta el lugar, estacionaba en una cochera – eran cerca de 150 pesos en aquel entonces por día – iba a clase, al finalizar conducía hasta casa.

Ahora bien… todo fue bello hasta que uno de los módulos (el tercero) ¡no llego a cumplir con el cupo!
Prorrogan una semana para el inicio… luego otra… y otra…

Al fin de cuentas fui a reclamar el reintegro por lo no cursado. Luego de esperar casi una hora por este, el «responsable académico» dio el ok para que se me devuelva lo pagado luego de ofrecerme por enésima vez una fecha de inicio.

Ahí estaba yo… con mi dinero acreditado en mi tarjeta y sin terminar mi capacitación… y ahora, ¿qué hago? el servidor sigue ahí… latente…

Llegué a casa y me puse a buscar en Google y siempre me aparecía la web de CLA, hasta que dije… «veamos de que se trata».

Envío un mail… en menos de 5 minutos tenía la respuesta… otro mail con otra pregunta y al toque la respuesta – ¡parecía un chat! – hasta que Andrea me convenció y ahí mismo me inscribo.

El curso ya llevaba 1 clase – ¿ó 2?, no me acuerdo – pero igual me inscribo. Tenían grabadas las clases anteriores y tenía la posibilidad – según me prometían – de consultarle al profesor por mail. ¡Y bueh! ¡veamos!

Fue un miércoles si mal no recuerdo que había empezado a cursar DLSE. Lo primero que me vino a la cabeza… «ey! el servidor siniestro que espera por mi es Centos!», pero… ya lo verán a medida que pase el tiempo – y los post – hay muchas cosas que son de igual manera en las distintas distribuciones… como mucho, hay sutilezas que varían, pero me atrevo a decir que el 70% (siendo conservador) de los comandos es común a todas.

Recuerdo como si fuera ayer cuando me conecto y veo al Ing. Diego Cordoba ahí «online» con la mejor de las ondas respondiendo a todos sus múltiples dudas/consultas.

La clase fue… ¡una maravilla! video en tiempo real, chat para interactuar, que les puedo decir… era como estar en clase presencial – o mejor todavía – ¡pero desde la comodidad de mi casa!.

Por aquel entonces mi hijo tenía casi 1 año y yo podía hacer la clase sin perderme tenerlo a upa, sumado a que ya no gastaba $300 de cochera por semana! (si, $ 1200 al mes).

Los días y clases fueron pasando y fui aprendiendo mas de lo que esperaba. En mas de una oportunidad le he escrito a Diego sobre dudas/consultas que NADA que ver con lo que oportunamente estaba dictando (recuerdan el servidor del que hable al principio?) y siempre tuve una respuesta… si bien algunas no fueron para solucionar lo que necesitaba, me sirvieron como guía/referencia para poder afrontar el inconveniente.

Luego me fui anotando en distintos cursos de los que brindaba CLA y seguí expandiendo mi conocimiento. Con el correr del tiempo, tuve que capacitarme en otras tecnologías propietarias y la educación a distancia fue la elección.

Que les puedo decir… no le veo ninguna «contra». Una persona tímida quizás tenga pudor para levantar la mano en clase y consultar algo que quizás es obvio (como listo el contenido del directorio?), pero, en una pantalla de «chat», alguien se va a ruborizar????.

Bueno… esto les cuento por hoy, espero no haberlos aburrido…

En el próximo post les voy a contar los efectos que tuvo «zambullirme» de lleno al mundo GNU/Linux y de Software Libre.

Hasta la próxima!!!!

Eduardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *