LPI

El servidor X: instalación y configuración

En el post anterior aprendimos los conceptos esenciales relacionados con el servidor X y el ecosistema que lo rodea. En esta oportunidad aprenderemos a instalarlo junto con un entorno de escritorio. ¡Manos a la obra!

El servidor X

Por lo general, cualquier distro Linux instala y configura X11 sin requerir intervención de nuestra parte. Como parte de la preparación para el examen 102, solamente se requiere que el candidato esté familiarizado con la estructura del archivo de configuración de Xorg.

Para instalar el servidor X en las familias Debian y CentOS podemos utilizar los gestores de paquetes apt-get y yum, respectivamente. En este último caso haremos uso de la operación groupinstall para instalar un grupo de paquetes en particular. Con yum groups list podremos ver una lista completa de los grupos disponibles, incluyendo otros entornos de escritorio (en este caso utilizaremos GNOME). En el caso de Debian instalaremos XFCE, un entorno de escritorio mucho más liviano que GNOME, y especialmente apto para equipos con pocos recursos.

Luego deberemos asegurarnos de modificar el target que systemd utiliza por defecto para poder iniciar sesión a través de la GUI:

En este punto podemos reiniciar el equipo o simplemente lanzar el target que acabamos de definir como principal:

Si todo salió como esperábamos, ya deberíamos tener disponible el entorno de escritorio para iniciar sesión. En la imagen siguiente veremos nuestra máquina virtual Debian 9 utilizando el entorno de escritorio XFCE como adelantamos. Solamente nos quedará pendiente hacer algunas configuraciones menores en el mismo para adaptarlo a nuestras necesidades puntuales, aunque tal actividad está fuera de los objetivos de LPIC 1.

Debian 9 Stretch utilizando XFCE como entorno de escritorio luego de instalar el servidor X
Debian 9 Stretch utilizando XFCE como entorno de escritorio luego de instalar el servidor X

En el próximo post generaremos un archivo de configuración para Xorg y nos familiarizaremos con el mismo.

¡Nos leemos en breve!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *